entreletrasycafeina

Hagamos una pausa hoy. Hablemos de tanto, pero hablemos poco. Un poco de lo que fuimos.
De las caras y gestos, de los chistes, de las pláticas casi eternas, de los desplantes, risas y carcajadas. Del mal carácter, de tu distancia que era mi distancia, de la cobardía. Del silencio.

Porque, increíblemente, después de un tiempo, todo pasó, menos nosotros.